Juana Isabel
(Canción con forma de merengue)
"Muchas Gracias Mastropiero"
Intérprete: Camaleones


Juana Isabel, tiene un amante
lo conoció y en ese instante se enamoró de él
Juana Isabel desde ese día
únicamente lo ama a él.

Recuerdo bien aquel día,
yo paseaba por el mercado
y descubrí de repente
a una muchacha que había llegado,
aunque ella era muy joven
me sentí enamorado
y pensé que necesitaba
un hombre experimentado.

Yo quise que fuese mía,
besar su cuerpo, tocar su piel
le pregunté por su nombre
y ella me dijo: Juana Isabel
le dije que yo la amaba
y que era dulce como la miel.

Isabel, juana isabel, tiene un amante
lo conoció y en ese instante se enamoró de él.
Juana Isabel desde ese día
únicamente lo ama a él.

Se mostró muy sorprendida,
miró hacia la selva oscura
me dijo sonriente
alcánzame y seré tuya
y entonces muy ágilmente
huyó hacia la espesura.
Yo corrí detrás de ella,
todo deseo, todo pasión,
corrí apasionadamente
mientras latía mi corazón
corría algo torpemente
y sentí como un desgarrón.

Juana Isabel ya te vemos
corriendo como gacela
llenando con tu belleza
la selva de Venezuela

Ella iba como gacela,
como brillante estrella fugaz
¡y yo iba como podía,
pues me dolía aquí detrás!

No corras amada mía,
no corras así mi amor
gocemos serenamente de
los momentos que ahora vendrán
que ya lo dice el refrán:
"No corras que es peor".

Ya casi desfallecía
y pasando por una granja,
tropecé con una sandía
y caí en una zanja
y tuve la sensación
de que algo se me rompía.

Juana Isabel no te alejes,
acércate más a mí
extiéndeme tus dos brazos
quiero estar cerca, cerca de ti
¡y tira con ambas manos
a ver si puedo salir de aquí!

Mi corazón se estremece
y tú desprecias mi devoción
no seas tan refractaria
al latir de mi corazón
y llama sin dilación
a la unidad coronaria.

Me sacó de la zanja
ayudada por el granjero,
que me llevó en sus hombros
al dispensario zonal,
y quedé en observación
en la cama de un hospital.

Que suerte que allí vivía
un granjero tan fornido,
si no me hubiera asistido
con su fuerza de granjero,
me quedaba allí varios días
esperando a los bomberos.

Juana Isabel, tiene un amante
lo conoció y en ese instante se enamoró de él
Juana Isabel, mujer sensual
supo que lo amaba
al salir del hospital.

Ahora por vuestro canto
me entero de que ella es mía
que mi pinta y que mi hombría
sedujeron a Isabel
todo es fruto de mi encanto,
de mi audacia y valentía

Juana Isabel no es la de antes
ahora tiene un amante,
un amante colosal
pero ese amante no eres tú
es el granjero
que te llevó al hospital.


 
 
 
 


Camaleones
Sopranos: Elizabeth monteagudo Pérez, Daniela Basso. Contralto: Paula Artigas.
Tenor solista: Abel Ghelman, Barítono y cuatro venezolano: Hugo Espíndola

Este merengue en cinco octavos fue adaptado en tres días por Hugo Espíndola, quién grabó el cuatro con dos micrófonos, en una toma.


Esta obra formó parte del espectáculo:
"Los Premios Mastropiero" (2005)

Videograbación:
DVD "Los Premios Mastropiero"

Versión Discográfica:
"Muchas Gracias Mastropiero" (2007)