Órgano de campaña




Este instrumento construido por Carlos Iraldi
se carga a la espalda; al caminar los zapatos activan fuelles, que llevan aire a un fuelle regulador de presión que se encuentra en la parte posterior de la mochila. Este fuelle regula la presión del aire en 10 cm de agua. Desde el fuelle el aire se lleva hasta la secreta. De aquí se da salida por el tubo sonoro correspondiente, mediante el teclado, que se encuentra al frente
y actúa a los electroimanes de la secreta.

*Intérprete: Carlos Núñez Cortés.

*Se estrenó en la obra: Marcha de la Conquista
de Luthierías (1981)

No se ha incluido en ninguna otra obra.

Órgano de campaña
LL y el órgano...
Diseño de Iraldi
     
Órgano de campaña: Presentado por Carlos Iraldi


"...Hace unos años vino al antiguo y pequeño taller que yo tenía en mi casa de soltero, un señor de baja estatura, poco pelo, más bien gordo. Se presentó como Carlos Iraldi, el Luthier de Les Luthiers y me hizo reír mucho con sus chistes. Luego me explicó con su manera de hablar pausada, que quería construir un órgano portativo. Yo hacía ocho años que me dedicaba a la restauración de órganos y ocupaba el cargo de organero de la Universidad de Buenos Aires. Tal vez Iraldi creyó por eso que yo era la persona adecuada para ayudarlo. Me dijo: "Quiero construir un órgano portátil que el organista pueda tocar mientras está caminando. Debe ser un órgano militar ya que acompañará marchas y debe parecer un equipo bélico montado en una mochila de campaña. Vengo a que me asesore y me diga cómo debo empezar".
Yo pensé: "A éste le falta un tornillo".

Él siguió impertérrito: "Tengo algunas ideas. El aire se acumula en dos grandes globos y a medida que los tubos del órgano consuman aire, los globos se irán desinflando. Los tubos deberán ser de un material muy liviano porque los materiales convencionales como el estaño, el plomo o la madera, son muy pesados y el organista (en este caso Carlitos Núñez) se doblará en dos al cargar la mochila".
Varias veces me visitó Iraldi, dando un sinnúmero de ideas y alternativas hasta que maduramos el invento aceptando yo que hay formas no convencionales de construir instrumentos y comprendiendo él que algunos detalles del proyecto no se podían materializar. Y así construimos en su taller de Palermo y en mi casa, luego de mi casamiento, un órgano que, si bien es un instrumento convencional(un órgano de tubos), lleva materiales no convencionales que harían parar los pelos de punta al mismo Silverman. Original también es la forma de impulsar el aire: el mismo ejecutante infla los fuelles al caminar, lo cual resulta visualmente muy cómico.
Paso a detallar el órgano: treinta tubos tapados fabricados con lana de vidrio, con sistema de transmisión electrónica por medio de un teclado instalado al frente de la mochila a la altura de la cintura del ejecutante y las electroválvulas que dejan entrar aire a los tubos se alimentan por una serie de baterías de pilas eléctricas. Bajo los pies del ejecutante y fijados a la suela de sus borceguíes militares se encuentran los dos fuelles que, como los de insuflar aire a los hogares de leña, mandan el fluido mediante dos mangueras flexibles a un fuelle que oficia de pulmón, conteniendo y manteniendo constante la presión de aire. Este instrumento suena suave, dulce y con graves muy profundos y su sonar es parecido a los órganos de "continuo" usados en las Cantatas de Bach. Iraldi trabajó en él con mucho detenimiento. Los detalles le eran muy importantes. Revisó varias veces las soldaduras de los cables, usó tornillos de bronce, doble tuerca; se esmeró en el pulido de los metales y los plásticos, pegó con sumo cuidado el cuero de los fuelles, etc. El verlo trabajar me enseñó muchas cosas y mejoró la calidad de mis futuras actividades..."

Carlos Merlassino (Organero)

"Carlos Iraldi, Luthier de Sonidos"/Compilación Lucía Maranca


Les Luthiers online