Hugo Domínguez
(24 Enero 1946)

(Luthier informal en primera persona)


*La "dulce" melodía del banjo.

Mi inicio en la construcción de instrumentos musicales se produce a temprana edad, a los 15 años, cuando me propongo formar una banda de jazz tradicional con unos amigos y al ver que falta un banjo me dedico a fabricar uno con una lata de dulce de batata y el mástil de una guitarra.

*De cómo una idea pasada por agua lo transforma en el Luthier de Les Luthiers.
La relación con Les Luthiers comienza con una carta que envíe ofreciéndome como realizador de instrumentos informales. Dicha carta es recibida por ellos y obtengo así una entrevista con el Sr. Carlos Nuñez Cortés, quien me informa que hay otros postulantes para el trabajo de luthier, por lo cual es necesario que presente formalmente ideas sobre instrumentos informales.
Después de presentar varios proyectos sobre distintos instrumentos, me pide que opte por uno de ellos para desarrollar y elijo el "Duchafón" (el cual será mas tarde magistralmente rebautizado por Les Luthiers como "Desafinaducha"). Luego el grupo me solicita un prototipo de este instrumento, que fabrico a partir de una maqueta a escala.
Estimo que es en este momento cuando comienza a perfilarse la posibilidad de convertirme en el "luthier de Les Luthiers".
Construyo la "Desafinaducha" y la presento una tarde de ensayo en el Teatro Coliseo logrando una muy buena recepción: aplausos y felicitaciones que la convierten en mi primer instrumento para Les Luthiers.

*¿Qué se originó primero? ¿la obra, el instrumento o la gallina?
El origen de los instrumentos que construyo para el grupo tiene dos líneas diferentes y bien definidas: una que parte de la obra que genera la necesidad de determinado instrumento y otra que va desde el instrumento que genera la obra.
Por ejemplo, a partir de la "Desafinaducha" se generó una obra y la necesidad de nuevos instrumentos sanitarios, como el "Nomeolbidet", la construcción de un nuevo "Calephone" y la posibilidad de reutilizar el "Lirodoro".

*Del boceto al escenario (una lluvia de aplausos)
En búsqueda de la excelencia requerida por Les Luthiers hubo pequeñas modificaciones y adaptaciones en la "Desafinaducha" y en el "Nomeolbidet" para concretar "Loas al cuarto de baño" (obra perteneciente al espectáculo Todo Porque Rías).
Cuando se presentó esta obra por primera vez al público sentí una emoción muy grande y la sensación de plenitud por la respuesta que obtuvo.

*Creación y limitada.
Las limitaciones para la creación de instrumentos informales son dictadas por el carácter de la obra a realizar, y por las posibilidades que presentan los sistemas de transporte en lo relativo a tamaño y peso.
Por ejemplo en el caso de la "Desafinaducha", comencé su construcción midiendo primero los baúles más grandes, que me dictaron el tamaño conveniente y me sugirieron la forma en que podría plegarse el instrumento.

*Mi labor (sostenido)
Mi trabajo con Les Luthiers contempla la construcción, reforma y mantenimiento de todos sus instrumentos. Con Carlos Nuñez Cortés estamos trabajando en un nuevo instrumento "El Alambique Encantador", con la posible idea de ser ejecutado por varios integrantes del grupo y que funciona con agua a pesar de ser un instrumento de viento.

*Confiéselo todo:
Me llamo Carlos Hugo Dominguez, estoy ocupado en inventar instrumentos informales, en el desarrollo y realización de Museos de Ciencia, ejecutar la tuba en una banda de jazz e intentando ser esposo, padre, hijo y abuelo.

Más de Hugo Domínguez en: www.otrosinstrumentos.com.ar

*Leandro le da las muchas gracias (por todo) a Hugo Dominguez.


Imágenes
Integrantes
Taller de Instrumentos


Les Luthiers online