Versos Chuecos

Daniel Samper Pizano

Aguilar
Colombia, 1995

Entre los poemas seleccionados se incluyen: "Poemas de Gémini", el de "Senerata intimidatoria", uno de Jorge Maronna y el "Jabberwocky" de Carlos Núñez. Cortés.
 

 


Desde cuando escribió su primer poema, a la tierna edad de seis años, Daniel Samper Pizano ha sido coleccionista gomoso de lo que llama «mala poesía buena». Es decir, aquella poesía que, por coja, por cursi, por excesiva o por pretensiosa, alcanza adorables dimensiones de horripilante calidad.

Samper lleva muchos años preguntando, hurgando y leyendo en busca de joyas del género. A veces las descubre en libros de grandes poetas; a veces en publicaciones de personas ingenuas que se creen dotadas para la poesía; a veces, incluso, en avisos callejeros. Conversaciones con amigos, tertulias literarias, anécdotas de café y recortes de prensa complementan constantemente su arsenal.

Todo ello le ha permitido acumular una deliciosa «loboteca» repleta de poemas involuntariamente graciosos, de versos paródicos escritos con toda la intención y de horrorosas rimas sentimentales. A los anteriores agrega poemas construidos con insólitos juegos de palabras.

Versos chuecos ofrece una antología de la más gloriosa mala poesía en lengua castellana. Son obras como la siguiente, de un sacerdote español que intentó narrar el Evangelio en verso:

Nuestro Señor Jesucristo
nació en un pesebre.

¡Donde menos se espera
salta la liebre!

Autor de más de una veintena de libros de humor, novelas, cuentos, y ensayos sobre literatura, periodismo y música popular, Daniel Samper Pizano entrega en este volumen su más risueña y preciada antología.

 
Libros de
Daniel
Samper