Glosas de Arquímedes

"Les Luthiers cuentan la ópera"
Auditorio Di Tella, Buenos Aires, Argentina, 6 de Diciembre, 1967

Relator (en vivo):
La indignación del rey Francisco I de Francia ante la negativa de Arquímedes de ponerse a servicio no tiene límites. Las influencias que ha utilizado para enemistar al matemático con las autoridades de Siracusa, dieron resultado por fin. No sería ajeno a dichos manejos cierto corsario de Mauritania que trata de congraciarse con Francisco I y el oscuro personaje, sorpresivamente reaparecido en una concurrida vinería del Pireo. Arquímedes es perseguido y sus teorías proscriptas, aduciendo abusivas alusiones a sexo, violencia y alucinaciones. El sabio debe huir, pero sus desvelos ya han engendrado el fruto mayor, el así llamado Principio de Arquímedes.

Arquímedes:
Cuando un cuerpo está enteramente sumergido en un líquido en equilibrio, sí...cuando ya todo es igual para él, cuando se siente abandonado por el universo, ese universo que permanece indiferente más allá de la superficie de separación "liquido-aire" que siempre se mantiene horizontal, porque es el lugar geométrico de todas las moléculas sometidas a la presión atmosférica. Cuando ese cuerpo siente esfumarse lentamente su relación con el alienado mundo de los que creen que viven. ¡Ay de ellos! Cuando ese cuerpo extingue su vivencia postreras en el seno del líquido que alberga su agonía...¡zacate!... el empuje. ¿Pero qué es el empuje? ¿Es en verdad un impulso que devuelve las esperanzas perdidas? ¿Es el flujo vital que nutre los últimos vestigios de la resurrección? No, nada de eso. El empuje es la resultante única de las fuerzas que el líquido ejerce sobre la superficie del cuerpo, como si intentara oprimirlo hasta su asfixia, y esta resultante es única, igual, y directamente opuesta al peso del volumen del líquido desalojado, y entra directamente por el centro de gravedad de este volumen, atravesando el cuerpo sin piedad y sometiéndolo a un suplicio irremediable. Eso sí, hay otros cuerpos que flotan.


Esta obra formó parte de los espectáculos:
"Les Luthiers Cuentan la Ópera" (1967)
"Todos Somos Mala Gente" (1968)
"Querida Condesa" (1969)

Versión discográfica:
"Alma de Saxofón" Los Cuatro Vientos (1999)

Arquímedes: Víctor Andrés Laplace


Curiosidad:
Posterioremente estas glosas formaron parte de la introducción de "Calypso de Arquímedes"

Les Luthiers online