Chacarera del ácido lisérgico
(Tradicional alucinógeno)

"Les Luthiers cuentan la ópera"
Auditorio Di Tella, Buenos Aires, Argentina, 16 de Diciembre, 1967

Relator (en off):
El luthier Nicolás Amati se encuentra al borde de la desesperación. Desde que su querido Rafaello abandonó Cremona, solo ha recibido vagas noticias sobre su paradero. Algunos aseguran haberlo visto en la corte de Francisco I de Francia, pero otros niegan la versión y creen, en cambio, que merodea por los alrededores de Sevilla. El anciano sufre como una madre y de nada valen las atenciones de su aprendiz, ahora convertido en apuesto mancebo. Stradivarius es el luthier de moda. La nobleza europea se lo disputa y las distintas casas reales rivalizan por contar con su presencia. Al regreso de su última gira, Stradivarius, quien venera a su maestro Amati, recomienda a éste cierta droga que algunos mercaderes trashumantes traen de sus viajes desde las indias occidentales, y que, según dice, curan los males del alma, provocando eufóricas visiones y alucinaciones balsámicas.
Un oscuro personaje, que luego tendrá una importancia decisiva en el desenlace de la tragedia, que lentamente va urdiendo su trama, es elegido por Antonio Stradivarius para conseguir la droga, su verdadero origen es Flandes, aunque su niñez transcurrió en Cremona. Ha debido huir de Sevilla, por ciertas cuentas pendientes con el juez de paz, quien lo persigue tenazmente. El Conde Salvador, no es del todo ajeno al asunto, pero mantiene una sospechosa amistad con el magistrado. El Conde y el Juez, ha sido vistos en compañía de un extraño corsario... negro él, quien hace frecuentes viajes en su bergantín pirata, entre Cremona y Flandes, con escala en Marsella, entrevistas a las cuales el Conde concurre acompañado por Rosendo, su fiel y enigmático servidor. A todo esto, el Oscuro Personaje, a quien también buscan los cortesanos de Francisco I, para que rapte a Arquímedes de Siracusa deambula secretamente por las tortuosas praderas de un sórdido virreinato de las Indias Occidentales en busca de la droga portentosa.

DR: ¡Adentro!

CORO: Ácido, ácido, ácido, ácido,
ácido, ácido, ácido, ácido.
Qué lindo es castigarse, que lindo es castigarse

MM: Explorar el inconsciente, sin ningún temor,
con espíritu valiente, sin ningún temor.

CORO: Si quieren probar
MM: presten atención,
CORO: ya les vamos a contar
MM: presten atención.

CORO: Apronten la libreta, anoten la receta,
porque esto no es un cuento, es un medicamento
Ya le vamos a contar

MM: presten atención.

DR: Segunda...

CORO: Ácido, ácido, ácido, ácido,
ácido, ácido, ácido, ácido.
Conozca el interior, conozca el interior.
Conozca el interior, conozca el interior.

MM: A vivir ensoñaciones con el ácido,
alucinaciones, con el ácido

CORO: Óigame, inhibido
MM: con el ácido
CORO: suelte su libido
MM: con el ácido.

CORO: Aflójense las ropas, alcemos nuestras copas,
una nueva experiencia que nos brindó la ciencia
Suelta la libido: el lisérgico.

Esta obra formó parte de los espectáculos:
"
Les Luthiers Cuentan la Ópera" (1967)
"Querida Condesa" (1969)
"Les Luthiers Opus Pi" (1971)

Versión discográfica:
"Sonamos, pese a todo (Recital Mastropiero)" (1971)

Les Luthiers online