Canción a la cama del olvido
(Canción levemente obscena)

"Les Luthiers cuentan la ópera"
Auditorio Di Tella, Buenos Aires, Argentina, 16 de Diciembre, 1967

Relator (en off): Los cortesanos de Francisco I ven postergados sus planes. El oscuro personaje ha desaparecido de las Indias y todavía no apareció en ninguna otra parte. Arquímedes sigue en Siracusa tratando de descubrir su principio, aunque planea un viaje a Cremona. Un extraño espadachín flamenco ha mantenido secretas conversaciones con Francisco I, pero Rafaello no puede ser porque está en Sevilla. La ira y el tedio del Francisco I de Francia crecen día a día. Sus cortesanos deben entretenerlo mientras no se concretan sus designios. A tal fin, conducen ante el monarca un grupo de juglares, sorprendidos haciendo las delicias de ciertos mercaderes trashumantes, que trasladan un extraño cargamento desde Andalucía a los Países Bajos. Al principio, los juglares no se atreven a verter el contenido de sus lascivas coplas ante el soberano, pero son obligados a hacerlo. Temen ser castigados por la procacidad de sus cantares, mas deben actuar por fuerza. Por lo tanto, han elegido para su presentación frente al rey, "Canción a la cama del olvido", que ya le brindan.

Francisco I está recostado. Frente a él, los juglares le interpretan su canción

Juglar: En mi pieza hay una cama
la que llamo del olvido
por dar consuelo a mi drama
cuando estoy muy abatido.

Si de las penas la hiel,
me acorrala con su acecho,
recuerdo el refrán aquel
que decía: A lo hecho, lecho.
que decía: A lo hecho, lecho.

Mi cama disipa el luto
que tortúrame y agita
cuando en ella lo discuto
con alguna señorita.

Cama me hiciste sentir
que si no quiero amargarme,
antes de irme a dormir
es muy útil acostarme.
es muy útil acostarme.


(Juglar: Mario Candel)

Esta obra formó parte de los espectáculos:
"I Musicisti y Las Óperas Históricas" (1967)
"Primera presentación" (1967)
"Les Luthiers Cuentan la Ópera" (1967)

Esta obra junto con "Si te veo junto al mar" y "El polen ya se esparce por el aire" pertenece al ciclo de las tres canciones levemente obscenas de Johann Sebastian Mastropiero.

Los humoristas y el sexo:
Cuadernillo publicado entre 1969 en Arg. en el que Mundstock publicó las "Tres canciones levementes obscenas"

Les Luthiers online