Potpourrí Don Rodrigo

"Les Luthiers, Grandes Hitos"
( Mayo de 1992) se representó solo en las primeras funciones


MM: Cierta vez, se presentó ante Mastropiero un enigmático caballero de nobles modales, y le encomendó la composición de una obra de homenaje al doctor Schmerz von Utter, con motivo de su trágica muerte, para ser estrenada en el salón de actos de la SOGINOBST, la Sociedad de Ginecología y Obstetricia.
Mastropiero compuso entonces una cantata para cuatro voces masculinas, titulada "Te has ido, oh ilustre, oh abnegado, o...bstetra". La primera voz de esta cantata narra el día en que el abnegado médico recorrió cinco leguas a pie para asistir en el parto a una humilde campesina abandonada por su novio. La segunda voz de la cantata hace acotaciones circunstanciales sobre los hechos narrados, y las dos voces restantes resaltan la filantropía del extinto.
Comenzados los ensayos, Mastropiero decidió suprimir la voz que hacía las acotaciones circunstanciales y convirtió la obra en un trío. El cambio se justificaba, porque la solemnidad de las honras póstumas no estaba de acuerdo con el carácter de dichas acotaciones circunstanciales, que eran del tipo de "¡qué barbaridad!", "¡upalalá!" o también "listo el pollo", etcétera. Pero, un grupo de conspicuos socios de la SOGINOBST se presentó ante Mastropiero y lo convenció de que suprimiera la voz que relataba la anécdota, convirtiendo la obra en un dúo. El nuevo cambio obedecía a que habían surgido ciertas dudas sobre la veracidad de los hechos narrados; se sospechaba que el doctor von Utter no había recorrido a pie cinco leguas, sino solo cuatro leguas y la parturienta no habría sido una pobre campesina, sino una rica condesa.
El dúo conserva el elogio de las virtudes humanitarias del extinto, y se lo sigue interpretando hasta nuestros días, a pesar de una curiosa superstición según la cual su ejecución acarrea desgracias de todo tipo a los intérpretes: súbitas descomposturas, venganzas inesperadas, quebrantos económicos o meros accidentes durante el concierto. Pero, tampoco el dúo llegó a ejecutarse en las honras póstumas al doctor von Utter. Estando ya casi listo para estrenar, se presentaron nuevamente los miembros de la SOGINOBST, y convinieron con Mastropiero que lo mejor para el homenaje sería una obra instrumental: el cuarteto original, pero en lugar de voces masculinas, para ejecutarse con flautas dulces. Los colegas del doctor von Utter preferían evitar toda referencia a los hechos ocurridos, ya que habían logrado confirmar sus anteriores sospechas. En efecto, la campesina no era tal, sino la condesa de Regenschmutz, no era soltera, sino casada, y no había dado a luz aquella noche, sino nueve meses después. Pero Mastropiero pensó que, para homenajear a un extinto, un cuarteto de vientos no era lo ideal, y modificó la partitura adicionándole instrumentos de cuerda, más afines con la ocasión.
Por suerte el enigmático caballero de los nobles modales aún no había regresado a reclamar la obra encomendada y Mastropiero siguió reflexionando hasta que por fin decidió que la solemnidad del acto reclamaba el agregado de un nuevo instrumento: el piano, y puso manos a la obra en la corrección.
La partitura estaba ganando en complejidad, y Mastropiero veía complacido cómo un simple encargo iba en camino de convertirse en una obra maestra. Sin embargo, releyendo lo que había escrito, Mastropiero decidió que las cuerdas sobraban… y el piano también: él se sentía capaz de componer una obra genial volviendo a la simple formación del cuarteto de vientos, pero de otros vientos distintos de los de la versión anterior.
Estaba decidido: la partitura quedaría definitivamente compuesta para vientos. Aún así, Mastropiero sentía que algo faltaba en su obra: instrumentos de percusión. Mastropiero estaba sumido en estas cavilaciones, cuando golpearon a la puerta; era el enigmático caballero de los nobles modales que le había encargado la obra de homenaje al doctor von Utter. Esta vez el caballero reveló su identidad, dijo: "Yo soy el conde de Regenschmutz, el marido de la condesa", y agregó: "Durante estas semanas he estado persiguiendo por toda Europa al doctor von Utter, pero se me escapó de las manos y sigue con vida en alguna parte. Por lo tanto, suspenderemos el homenaje fúnebre hasta nuevo aviso". Pero los miembros de la SOGINOBST decidieron realizar de todos modos un gran festejo de repudio al doctor Schmerz von Utter.
Durante el mismo Mastropiero, que había cobrado sus honorarios por adelantado, entretuvo a la concurrencia al frente de un grupo de músicos de su amistad, con una selección de fragmentos de obras de su propia autoría, que es precisamente la que evocaremos a continuación.

Coro:
A paralela a B,
B paralela a C,
A paralela a B, paralela a C, paralela a D
O-P es a P-Q
M-N es a N-T
O-P es a P-Q como M-N es a M-T
A paralela a B,
B paralela a C,
O-P es a P-Q como M-N es a N-T.


CLP + DR: La bisectriz yo trazaré
JM + MM: Y a cuatro planos intersecaré
CLP + DR: Una igualdad yo encontraré...
JM + MM: OP+PQ es igual a ST

CLP + DR: Usaré la hipotenusa...
JM + MM: Ay, no te compliques nadie la usa
CLP + DR: Trazaré, pues, un cateto
JM + MM: Yo no me meto, yo no me meto

Coro:
Triángulo, tetrágono, pentágono,
hexágono, heptágono, octógono...
son todos polígonos
Seno, coseno, tangente y secante
y la cosecante y la cotangente.


CNC: Thales, Thales de Mileto
Coro: Thales, Thales de Mileto
CNC: Thales, Thales de Mileto
Coro: Thales, Thales de Mileto

JM: Que es lo que queríamos demostrar
Coro: Que es que lo que lo que queri queri amos demos demos demostrar.

MM: Para iniciar la selección de sus obras, Mastropiero dedicó el fragmento que acabamos de oír, de su "Divertimento matemático" Teorema de Thales, a la condesa Shortshot, con las siguientes palabras: "Querida Condesa, nuestro amor se rige por el Teorema de Thales: en efecto, cuando estamos horizontales y paralelos, las transversales de la pasión nos atraviesan y nuestros segmentos correspondientes resultan maravillosamente proporcionales". Luego, Mastropiero y sus amigos, recordaron partes de su "Epopeya de Edipo de Tebas".

Le dijo el oráculo,
Edipo tu vida
es muy retorcida
serás parricida,
le dijo el oráculo.

Coro: Seguía diciendo
si bien yo detesto
hablarte de esto,
te espera, te espera el incesto,

MM: seguía diciendo.

Y sin darse cuenta
casado él está
con quien saben ya
su propia mamá,
y sin darse cuenta.

Coro: De sus propios hijos
hay larga secuela
y aunque esto le duela
la madre, la madre es abuela,
de sus propios hijos.

MM: Al finalizar la música del "Edipo de Tebas", Mastropiero recomendó a aquellos invitados que se hubieran interesado en el tema, la lectura del libro del Doctor Wilhem Kreutzer titulado "El complejo de Edipo en los ovinos, o la madre del borrego", y el tratado del psicoanalista cubano Arnulfo Pérez Campos, titulado "Sin complejos, mamacita". En seguida anunció fragmentos de su "Boleró Opus 62".

DR: Tu piel, tersura incomparable cual suave terciopelo
Coro: pelo
DR: Tus ojos, tus piernas, tus manos, tus dedos, tus narices
Coro: tus narices
DR: Tu pechio, tu espalda, tu piel, tus cabellos, tu cintura, tu talle, tus dientes, tus labios, tus codos, tus cejas, tus brazos, tus pies, tus pestañas, tus caderas, tus rodillas, tus mejillas, tus falanges, tus orejas, tus muñecas, tus tobillos...
Coro: etcétera

DR: Tu boca
Coro: Su boca

DR: Tu bella boca
Coro: Su bella boca

DR: Me habla de Dios
Coro: Le habla de Dios

DR: Me habla del cielo
Coro: Le habla del cielo

DR: Me habla
Coro: Le habla...
DR: Me habla
Coro: Le habla...
DR: Me habla
Coro: Le habla...
DR: Me habla
Coro: Le habla...
DR: Me habla, me habla, me habla,
¡ME HABLA! , me habla todo el día.
Coro: De amor.

MM: Para continuar la fiesta, Mastropiero y sus amigos recordaron un ejemplo de la música que compusiera para los "Noticiarios cinematográficos".

¿Qué sucedió en la semana, eh?

ACTUALIDAD LATINOAMERICANA

El presidente de la hermana república de Feudalia, mariscal Manuel Anzábal, toma el juramento de práctica a nuevos ministros, en una ceremonia que se lleva a cabo en el circo estatal capitalino.
Juran los nuevos ministros:
De salud pública, general Roberto Frelloni
De agricultura, almirante Esteban Rómulo Capdeville
De vías navegables, comodoro Jorge McLennon
Y de educación y cultura, cabo 1º Anastasio López

Mastropiero y sus amigos también evocaron sus aportes musicales a las tandas de anuncios de televisión.

Coro: Televicio...
MM: Televicio, la mejor programación.
No se pierda la próxima emisión de...

Coro: La kermesse de los sábados, la kermesse de los sábados,
MM: La kermesse de los sábados

Coro: La kermesse de los sábados,
lleva alegría a la familia en el hogar


MM: Un cargamento de concursos y sorteos con un elenco multiestelar de atracciones internacionales. Recién llegados de Europa, los Niños Cantores del Tirol.

Coro: Ich liebe dich meine Frieda, meine schöne Frieda,
Ich liebe dich meine Frieda, meine schöne Frau
.

CNC: Ach wie kühl und war ist die Nacht, cucú,
lichtvoll gar, cucú, lichtvoll gar, cucú,
ach wie traurig ist sie wenn sie lacht, cucú,
wunderbar, cucú, wunder- cucú - bar.


Coro: Ich liebe dich meine Frieda, meine schöne Frieda,
Ich liebe dich meine Frieda, meine schöne Frau.

MM: Los Niños Cantores del Tirol. Véalos ¡antes de que crezcan!

Coro: La kermesse de los sábados,
la kermesse de los sábados,


MM: Y como broche de gala de la kermesse de los sábados el sensacional entretenimiento: "El que piensa... pierde." No deje de ver la kermesse de los sábados, el próximo Domingo.

Continuando con su ciclo de difusión cultural Televicio ofrece "Cultura para todos": Literatura, Artes plásticas, Conciertos, Danza, Dactilografía. Para el enriquecimiento espiritual de toda la familia .
Vea "Cultura para Todos" en su horario habitual de las 3 de la mañana.

Coro: Televicio...
MM: Televicio, la mejor programación.

Sólo, sólo unos pocos elegidos, pertenecen en verdad al gran mundo, sólo unos pocos elegidos en el mundo, lucen la hora exacta en su muñeca, relojes "Chaque heure pour la minorie" ¡Flor de relós!

Coro: Tique tíquete tíquete tac
Tic, tac, tic, tac
Chaque heure, Chaque heure, Chaque heure
Tique tíquete tíquete tac
Tic, tac, tic, tac

Chaque heure, Chaque heure, Chaque heure
Tique tíquete tíquete tac

MM: ¿Te compraste un Chaque heure pour la minorie?
¡Te pasaste, macho!

Coro: Para la dama y el caballero
con minutero y con segundero

MM: ¡Chicos pidan el Chaque heure infantil
con el segundero en forma de gusanito!

Coro: Chaque heure, Chaque heure, Chaque heure
Tique tíquete tíquete huey! ...tac

MM: Por último, y finalizando los festejos, Mastropiero y sus amigos ejecutaron fragmentos de su "Cantata del Adelantado Don Rodrigo Díaz de Carreras, de sus hazañas en tierras de Indias, de los singulares acontecimientos en que se vio envuelto, y de cómo se desenvolvió". El Adelantado Don Rodrigo Díaz de Carreras había arribado a las costas del Río de la Plata en 1491, o sea un año antes del descubrimiento oficial de América, lo que por fin explicaba su título de Adelantado. Leemos ya en el diario de Don Rodrigo:

En nuestro penoso avance hacia el Norte, ya nos hemos topado con varias tribus de nativos y siempre fuimos atacados con todo éxito. He debido proseguir solo ya que los indios insistieron en almorzar con mis soldados, digo a mis soldados.
Con mis fuerzas casi extintas a vasto imperio llegué puse pie en tierra de Incas o sea hice hincapié.

Coro: Somos los Incas
CNC: Somos los Incas, un pueblo incansable
nuestras riquezas son incalculables,
abominamos de incautos e incapaces,
pero nuestras canciones son todas incantables.

MM: Entregaos ignorantes, atrasados,
desde hoy quedáis todos conquistados

Coro: (Gritan).

MM: Pero calma, calma, Señores Indios… conquistar, conquistar,
yo decía "conquistar vuestro afecto".
Jijiji, si, salvajes eminentes, no lo toméis así,
yo simplemente pasaba por aquí.
Ya prosigo mi travesía, no hagáis locuras,
dejemos para otro día el encuentro de dos culturas.

500 leguas al Norte, Rodrigo encuentra nativos reunidos que bailan y cantan con dulces sonidos

Coro: Conozca nuestra cumbia es el baile nacional, visite usted Colombia y su ciudad capital

DR: Bogotá.

MM: ¿Cómo "Colombia, Colombia"? ¿Es que ya ha pasado por aquí Don Cristóbal? Nada, nada, desde hoy este país se llamará "Rodrigombia".
Decidme nativos do están los tesoros, las esmeraldas, las minas de oro.

Coro: No sabemos

MM: Tenéis por aquí piedrecillas brillantes,
zafiros, rubíes, topacios, diamantes.

Coro: No, no, no

MM: Estaño, antimonio, cobre, manganeso.

Coro: Nada de eso

MM: ¿Carbón, piedra pómez?

Coro: Nones

MM: ¿Ropa usada?

Coro: No

MM: ¿Botellas vacías?

Coro: No

MM: ¿¡¿Pero es que no tenéis nada!?!

Coro: Tenemos un buen café,
aromático y sabroso,
café de Rodrigombia...

MM: Al ver Don Rodrigo que nada consigue,
con rumbo nordeste su viaje prosigue.

Coro: Chucurrrucu chacu....

MM: Llegué a un valle perfumado, tertamas y de albacas.
Inspirado por el nombre de los indios del lugar, acerté a fundar Caracas.

Coro: Chucurrrucu chacu....

MM: "Acerté a fundar Caracas" -dice Don Rodrigo, y tanto acertó que la fundó en pleno centro de Caracas, que ya estaba fundada, y él no lo vio.
Los guardias perplejos y algunos paseantes prenden a Don Rodrigo.

DR: Por ante este tribunal, se condena a Don Rodrigo Díaz de Carreras a la pena de destierro en la isla de Puerto Rico por los delitos de: portación de armas y fundación ilícita. Archívese... lo... bien... a él.

MM: Estando el barco al llegar a donde cumplir su pena
de esclavos oye un cantar que a negro destino suena.

DR: Achicoria,
Allá yo, acá tu
Allá tu, acá yo
Allá yo y tu acá, achicoria.
Los negro piden café, no le dan
Los negro piden cacao, no le dan
Los negro piden puchero, no le dan
¿Qué le dan a los negros? ¡Achicoria!
¡Sapa talaca salapa lacatá
Sapa talaca salapa lacató!
acá toco yo, acá toco yo,
acá toco yo, acá tocaba yo.

MM: Y concluye así su diario Don Rodrigo:
"Mas ni bien llegué a tierra firme,
fui de pronto conmovido
por los ojos renegridos de una morena,
y revivieron mis sueños de viejo conquistador,
sed de guerra, del amor que el alma alegra,
ya vendrá otra gente a conquistar Las Indias
yo me quedo aquí a conquistar mi negra.

Coro: No hay en la vida nada
Como mi negra
DR: A ver, a ver.

Coro: Nada, nadita, nada
Como mi negra
No hay en la vida nada
Como mi negra
Nada, nadita, nada
Como mi negra.


DR: A gozar, a gozar.
A cantar, a cantar
A bailar, a bailar
Azuquita
¡ACHICORIA!


CNC: Hoy la brisa está tan suave
Coro: Como mi negra
CNC: Que los juncos se bambolean
Coro: Como mi negra
CNC: Y la música es tan bonita
Coro: Como mi negra
CNC: Que es tocada por todo el mundo
Coro: Como mi ne....

MM: Y aquí termina la historia y el show chico.
Coro: Se acaba (repite)
CNC: ¡Se acaba!
Coro: ¡SE ACABÓ!

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 


Esta obra sólo se representó en las primeras funciones de "Grandes Hitos" en Neuquén, Bariloche y Bahía Blanca, luego fue reemplazada por "Encuentro en el Restaurante"

Les Luthiers online