La Comisión (II)
(Himnovaciones)
"Bromato de Armonio"
Teatro Coliseo, Buenos Aires, Argentina, 27 de Junio, 1998


CN: Gente unida y solidaria,
no hay fuerza que la derrote,
¡chiquilín, picarón
y dame el coscorrón!

¡No pega ni con cola esto!, así no...
Uy, los políticos, y yo no escribí el final.... ¡ya va, ya va!
Sí, adelante, adelante.

MM: Hola maestro, ¿ya hizo el final proselitista?

DR: Como le va Mangiacaprini, yo soy el que tocó el timbre.

MM: Ja, ja, ja, ja, ja.

DR: Je, je, je, je, je

MM: ¿Cómo va ese final proselitista?

CN: Ha, ha, ha, ha.

MM: ¿Ya lo hizo?

CN: No, no, todavía no, eh..., casualmente, estaba trabajando, cuando ustedes tocaron... pero...

MM: Pronto va a venir el señor presidente.

DR: Si, métale, por que va a venir el presidente

MM: De todos modos, tenemos algunas reformas, digamos de trámite rápido.

CN: Usted, dirá doctor.

MM: Vea, en la comisión hemos resuelto, que en el himno vamos a cambiar de país enemigo.

CN: ¿Cómo?.

MM: Claro, el himno es de la época, de nuestra independencia de España, ero España es un país muy querido por todos nosotros. No, no, en el himno necesitamos un país enemigo al que podamos, al que el pueblo, sobre todo, pueda odiar; ¿me entiende?; un país enemigo que enardezca el patriotismo de las multitudes, y llegado el caso, si algo sale mal, alguien de afuera para echarle la culpa, ¿me entiende? ¿Qué sentido tiene lo que dice el himno actual?, que dice: "Atrás, invasores de España!" O... "el enemigo realista, el godo invasor".

CN: Pongamos "el flaco invasor"

DR: El godo, el godo, sin hache. Es una metáfora.

CN: Y que tal si ponemos, los rusos, los rusos, ¡claro! ¡El imperialismo soviético, que intenta cambiar nuestro tradicional estilo de vida occidental y cristiano...

MM: ¡Maestro! ¿Usted no lee los diarios? Ya no existe más la Unión Soviética.

CN: ¿Ah, no?

DR: Ya cayó el muro de Berlín.

CN: ¿Ah, sí?

DR: Tantos años haciendo callar a todos, al final hasta el muro se cayó.

CN: Entonces, pongamos los "yankees", los "yankees", ¡claro! ¡El imperialismo norteamericano!

MM: ¡Mangiacaprini!

CN: Ja, ja ¡yankee go home, yankee go home!

MM: ¡Magiacaprini!

DR: Mangiacaprini, no sería oportuno!
No se olvide usted que los Estados Unidos han sido los principales propulsores de nuestra actual democracia.

MM: Y de nuestras anteriores dictaduras.

DR: Pero no se preocupe Mangiacaprini; no se preocupe, maestro.
En la CMAPCP pensamos en todo, el nuevo país enemigo es Noruega.
Total..., en Oslo nunca se van a enterar.

MM: Eh, perdón, doctor ¿dónde?

DR: Oslo, ¿no es la capital de Noruega?

MM: Si usted lo dice...

CN: ¿Pero qué tipo de conflicto puede haber con Noruega, me quiere decir?

DR: Que aumentaron el precio del bacalao...

MM: Ahí esta, ese puede ser uno, o también, que sé yo, puede ser también una cuestión de límites...

CN: No, no, no, doctor, pero si no tenemos frontera con Noruega!
Los noruegos... y nosotros...

MM: Maestro, maestro, es una hipótesis de conflicto. Total..., la gente qué sabe?
Si pudimos inventar un enemigo, mire si no vamos a inventar un conflicto.

CN: Atrás invasores noruegos
olvidaos de vuestra avidez;
quedaos en Oslo,
no salgáis de Oslo,
os lo decimos por última vez!!!

DR: Cálmese, doctor.

MM: ¡Maestro fantástico!, eso que ha hecho, es, es... de un patriotismo, es de una inflamación, para mí queda, queda.

DR: Queda, queda.

MM: Le digo más; en este momento, pienso en Noruega... ¡y me hierve la sangre!
¡aaaaaaaarg!

DR: ¿Qué es eso?.

MM: No, eso es cuando hierve la sangre, ¡aaaaaaaarg! No, pero ahora estoy bien.
Sí maestro, ya que estamos, la estrofa siguiente, la que dice:

MM: Vil, abyecto regimiento...

CN: ...que osa a la Patria afrentar
le daremos escarmiento
y punición ejemplar.

MM: Punición ejemplar.
Maestro, ¿qué quiere decir "punición"?

CN: ¿Una metáfora?

MM: Nadie sabe maestro. Todo un país, décadas, siglos, cantando "punición"... nadie sabe qué quiere decir.

DR: En la CMAPCP hemos llegado a la conclusión de que debe tratarse de un error; se ve que quisieron poner "munición".

MM: A ver, maestro, si podemos decir lo mismo, pero que sea más...

CN: Vil, abyecto regimiento
que osa a la Patria afrentar
le daremos escarmiento
lo vamo' a reventar,
lo vamo' a reventar.

¡fahhh!

MM: Es bastante más claro; ¡queda!

DR: Lo dejamos trabajando en el final entonces.
Maestro Mangiacaprini, no se olvide de lo que nos pidió el presidente...

CN: No me diga nada, un mensaje proselitista para el final.

DR: Mangiacaprini, una vez más, bienvenido a la Comisión.

CN: Ahh, yo pensé que...
Simpático su amigo...

MM: Bueno, es un político de raza.

CN: ¿Ah, sí?

MM: No sabemos de qué raza.

CN: Así que esta gente vuelve mañana, y yo tengo que deslizar en el final del himno un mensaje proselitista... ¡Qué compromiso, qué compromiso!

 
 
 
 

Esta obra formó parte del espectáculo:
"Bromato de Armonio" (1996)
"¡Chist!" (2011)

Videograbación:
DVD 4 "Bromato de Armonio"
DVD 15 "¡Chist!"



Formación:

M. Mundstock: Político 1 - coro
D. Rabinovich: Político 2 - coro
C. Núñez Cortés: Maestro Mangiacaprini / teclado electrónico - coro
C. López Puccio: Presidente Garcete - coro
J. Maronna: Edecán - coro

Les Luthiers online