A la playa con Mariana
(Balada no avalada)

"El Grosso Concerto"
Teatro Argentino, La Plata, Argentina, 9 de Diciembre, 2001


MM: Cuando el célebre compositor Johann Sebastian Mastropiero se sentó al piano dispuesto a componer una canción ovalada... una canción o balada, sobre los versos del poema "A la playa con Mariana", le pareció ver la silueta de un extraño animal meneándose en la ventana de su estudio; un poco asustado, llamó a su mayordomo... Con el mayordomo de Mastropiero hay una historia muy interesante; claro, era un corpulento galés que había trabajado en las minas de carbón de la Thompson & Company, hasta poco antes de la misteriosa desaparición de uno de los socios de la Thompson & Company, Henry Company. Sí, parece ser que este Henry había tenido problemas de dinero, que había apostado una fuerte cantidad en el condado de Cowthumb, en sus tristemente célebres carreras de vacas, que se hacían ahí, en Cowthumb. Hablando de Cowthumb, en las granjas de las afueras de Cowthumb es donde se fabrica el famoso queso agrio de vaca perdedora, muy valorado por los sibaritas franceses, por ejemplo el marqués d'Hiver, que usa estos quesos para hacer su famoso souffle, el souffle d'Hiver, de queso claro. Hablando de souffle, les voy a dar un secretito para que elsouffle le salga esponjoso... no se rían, después les sale aplastado y no saben por qué, un secretito para que el souffle les salga...; hay que poner la harina con las yemas en un recipiente más bien grande, y eso hay que dejarlo ventilar tres días y tres noches, pero con la mirada fija en la mezcla; y después, un rato antes de servirlo, se lo pone en presencia de un frasco de ajos de Bulgaria herméticamente cerrado; sí, porque si no el suflé toma el gusto de los ajos. La gente siempre me pregunta: ¿por qué los ajos tienen que ser de Bulgaria? Bulgaria... Bulgaria es un país. Hablando de Bulgaria, una cosa que a mí siempre me ha llamado la atención es que en Bulgaria las mujeres se llaman por ejemplo Nadiechda, Svoboda, Dobrinka... ¡y la capital se llama Sofía! Sofía se llama... Hablando de Sofía esto trae a mi mente a la duquesa Sofía von Stauben, abnegada protectora y amante de Mastropiero; digo, para no perder el hilo, ¿no?; sí, porque hay muchos que se van por las ramas... hablando de ramas; Sofía von Stauben pertenecía a la rama prusiana de los von Stauben, y ella fue la que le encomendó a Mastropiero la balada "A la playa con Mariana", que se disponía a componer esa vez que le pareció ver la silueta de un extraño animal meneándose en la ventana del estudio y fue y lo llamó al mayordomo... con el mayordomo de Mastropiero hay una historia muy interesante. Qué, ¿ya la saben? Bueno, el asunto es que lo llama al mayordomo, el mayordomo viene... bueno, el mayordomo es básicamente para eso, es para venir cuando uno lo llama; digamos que el único requisito es que esté en otra parte, claro, si no, no puede venir: lo llama y le dice "venga" "¿cómo voy a venir si estoy acá?", le dice él, es una cuestión de..., digamos... 2 y 2 son... bueno; viene el mayordomo. El mayordomo... el mayordomo, luego de inspeccionar el lugar le dijo a Mastropiero: "Señor, la silueta que usted vio no se menea, sino que está inmóvil; no está en la ventana, sino en un viejo cuadro al óleo; y no se trata de ningún extraño animal, sino de la duquesa Sofía". Mastropiero, recuperado del susto, inició la composición de su balada "A la playa con Mariana", que escucharemos a continuación en versión de Les Luthiers.

(Ataca la música)

CN: Se cumple al fin mi deseo
en este fin de semana,
porque iremos de paseo
a la playa con Mariana.

Comeremos hasta hartarnos
beberemos mucho alcohol
y haremos el amor
en la playa bajo el sol.

MM: Divertirse es algo bueno
pero con inteligencia,
el alcohol es un veneno
que conduce a la impotencia.

CN: Bajo el sol nos amaremos
junto al mar sin ataduras,
comeremos hasta hartarnos
y beberemos agua pura.

MM: Ya no comas tanta carne
y consume más verdura,
si no quieres arriesgarte
a una muerte prematura.

Dulces, pastas, pan y masas
te engordan sin clemencia,
ten cuidado con las grasas
y con las legumbres...

CN: ¿Por qué?

MM: ...provocan flatulencia.

CN: Se cumple al fin mi deseo
en este fin de semana
porque iremos de paseo
a la playa con Mariana.

Vamos a hacer el amor
en una playa secreta,
lo haremos bajo el sol
y además haremos dieta.

MM: Hoy el sol es peligroso
y por eso lo cuestiono
se ha tornado muy riesgoso
por el agujero de ozono.

CN: Acepto que por el ozono
tomar sol esté prohibido;
en la playa haremos el amor
pero lo haremos vestidos.

MM: En estos tiempos tan duros
uno debe precaverse,
el amor no es muy seguro,
lo mejor es abstenerse.


(Mutis de CN)


Se cumple al fin mi deseo
en este fin de semana
soy yo quien irá de paseo
a la playa con Mariana.

 
 
 
 
 

Esta obra formó parte de los espectáculos:
"Unen Canto con Humor" (1994)
"El Grosso Concerto" (2001)
"Con Les Luthiers y Sinfónica" (2004)

Videograbada:
DVD 5 "Unen Canto con Humor"
DVD 9 "El Grosso Concerto"

Versión Discográfica:
"Les Luthiers, En vivos" (2007)


Formación:

M. Mundstock: Presentación

C. Núñez Cortés: Cantante 1 / teclado electrónico
M. Mundstock: Cantante 2 / pandereta
C. López Puccio: teclado electrónico
J. Maronna: bajo eléctrico
D. Rabinovich: batería


El texto de presentación fue empleado también, con leves modificaciones, en el "Cuarteto Opus 44", de "Luthierías" (1981).
En la función del estreno de Unen Canto con Humor, la introducción era un breve monólogo de Carlos Núñez Cortés.


La canción "A la playa con Mariana" surgió como una modificación de una obra anterior que por algunas razones no gustó. La obra era un rock titulado "Rock Verde" (Obra #103) y que puede ser considerada una obra diferente. Esa primera versión fue estrenada en La Plata, en Abril de 1994 y se ejecutó sólo una noche.


Nota:
el Souffle d'Hiver (soufle de invierno), es un muy conocido souffle, y tiene varias variedades, siendo la de queso una de ellas.

Les Luthiers online