La Comisión (II)
(Himnovaciones)

Versión teatral "¡Chist!"
Teatro Gran Rex, Buenos Aires, Argentina, 16 de Junio de 2013


CN: Gente unida y solidaria,
no hay fuerza que la derrote,
¡chiquilín, picarón
y dame el coscorrón!

¡No pega ni con cola esto!, así no...

(timbre)

Uy, los políticos, y yo no escribí el final proselitista....
¡ya va! Adelante, adelante.

MM: Hola maestro, como le va ¿ya hizo el final?

DR: Como le va Mangiacaprini, yo soy el que tocó el timbre.

MM: Ja, ja, ja, ja, ja.

DR: Je, je, je, je, je

MM: ¿Y ya hizo el final?

CN: Ha, ha, ha, ha.

DR:  ¿Ya lo hizo?

CN: No, no, casualmente, estaba trabajando en ello, cuando ustedes tocaron... pero...

DR: “Ustedes” no. Yo toqué el timbre. Dese prisa que pronto viene el señor presidente.

MM: Y bueno pero tenemos tarea antes de que venga el presidente, es cierto que ya viene pronto.
Una de las cosas que hemos resuelto en la comisión es que en el himno vamos a cambiar el país enemigo.

CN: ¿Cómo?

MM: Claro, el himno es de la época, de nuestra independencia de España, pero en este momento España es un país amigo y hemos llegado a la conclusión que en el himno necesitamos un país enemigo al que el pueblo pueda odiar; ¿me entiende?
Un país enemigo que enardezca el patriotismo y el espíritu nacionalista de las multitudes.

DR: Siempre es bueno tener alguien de afuera para echarle la culpa.

MM: ¿Qué sentido tiene lo que dice el himno actualmente?, que dice: "Atrás, invasores de España!" O... "el enemigo realista, el invasor godo".

CN: Pongamo´ "el invasor flaco"

DR: Godo, godo, sin hache. Es una metáfora.

CN: Y que tal si ponemos, los rusos, los rusos, ¡Sí! ¡El imperialismo soviético, que intenta cambiar nuestro tradicional estilo de vida occidental y cristiano por otro totalmente ...

MM: Maestro pare un cachito! ¿Usted no lee los diarios, no escucha la radio, no habla con los vecinos? ¿no, nada? Sabe una cosa, no existe más la Unión Soviética, mire que cosa.

CN: ¿Ah, no?

MM: No. Hace años que se acabó ese régimen corrupto y estatizante.

DR: Ahora las mafias allá son todas privadas

CN: Entonces, pongamos los "yankees", los "yankees", ¡claro!

DR: No sería oportuno.

CN: ¡El imperialismo norteamericano! Ja, ja ¡yankee go home, yankee go home!

DR: ¡Godo! ¿Pero dígame, usted no ha ido a la escuela, no ha aprendido idiomas? Pero como “yankees go home”, “gou home”.

DR: Como va a poner a los Estados Unidos, hombre, no sería oportuno!
No se olvide usted que los Estados Unidos han sido los principales propulsores de nuestra actuales democracias.

MM: Y de nuestras anteriores dictaduras.

DR: Pero no se preocupe maestro, en la CMAPCP pensamos en todo, el nuevo país enemigo es Noruega.
Total..., en Oslo nunca se van a enterar.

MM: Eh, perdón, doctor ¿dónde?

DR: Oslo, ¿no es la capital de Noruega?

MM: Si usted lo dice...

CN: ¿Pero qué tipo de conflicto puede haber con Noruega, me quiere decir?

DR: Que aumentaron el precio del bacalao...

MM: O un conflicto de límites...

CN: No, no, no. Si no tenemos frontera con Noruega!
Los noruegos... y nosotros...

MM: Maestro, maestro, es una hipótesis de conflicto. Total..., la gente qué sabe?
Lo importante es inventar un buen enemigo, después el conflicto sale solo.

CN: Atrás invasores noruegos
olvidaos de vuestra avidez;
quedaos en Oslo,
no salgáis de Oslo…
os lo decimos por última vez!!!

MM: ¡Fantástico, fantástico!, Cuanto patriotismo, cuanta inflamación.
Esto que acaba de tocar el maestro es tan perfecto que…

MM + DR: Queda.

MM: Y mire, es tan eficaz la forma en que transmite el mensaje, que yo que estoy al tanto, después de escucharlo, mire lo que me pasa, pienso en Noruega... ¡y me hierve la sangre!
(al público) ¿Dónde están? Vengan acá… Andá norueguito.

CN: ¿Por qué no toman asiento los caballeros?

(Daniel al sentarse casi cae al piso)

MM: No, Casi cae en la trampa del fiordo noruego.
Maestro, ya que estamo´ ahí, este… vio la estrofa siguiente, la que dice:

Vil, abyecto regimiento...

CN: ...que osa a la Patria afrentar
le daremos escarmiento
y punición ejemplar.

MM: Escarmiento y punición ejemplar.
Maestro, ¿qué significa la palabra "punición"?

CN: ¿Una metáfora?

MM: Ha visto, todo un país durante siglos cantando "punición"... nadie sabe qué quiere decir.

DR: En la comisión hemos llegado a la conclusión de que debe tratarse de un error; se ve que quisieron poner "munición".

MM: A ver, maestro, si podemos decir la misma idea, pero que sea más clara, más accesible...

CN: A ver que le parece…

Vil, abyecto regimiento
que osa a la Patria afrentar
le daremos escarmiento
lo vamo' a reventar,
lo vamo' a reventar.
¡fahhh!

MM: Más claro es.

MM + DR: ¡Queda!

DR: Bueno Mangiacaprini lo dejamos trabajando en el final. No se olvide de lo que nos pidió el señor presidente de la república...

CN: No me diga nada, un mensaje proselitista para el final.

DR: Mangiacaprini, mangiacaprinín…

CN: Simpático su amigo...

MM: Sí, la verdad es muy simpático. Bueno, es un político de raza.

CN: ¿Ah, sí?

MM: No sabemos de qué raza.

CN: Así que esta gente vuelve mañana, y yo tengo que deslizar en el final del himno un mensaje proselitista...
¡Qué compromiso, qué compromiso!

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Esta obra formó parte de los espectáculos:
"Bromato de Armonio" (1996)
"¡Chist!" (2011)

Videograbación:
DVD 4 "Bromato de Armonio"
DVD 15 "¡Chist!"


Formación 2011:

M. Mundstock: Político 1 - coro
D. Rabinovich: Político 2 - coro
C. Núñez Cortés: Maestro Mangiacaprini / teclado electrónico - coro
C. López Puccio: Presidente Garcete - coro
J. Maronna: Edecán - coro

 


Formación 2018:

M. Mundstock: Político 1 - coro
M. O´Connor: Político 2 - coro
H. Turano: Maestro Mangiacaprini /
teclado electrónico - coro
C. López Puccio: Presidente Garcete - coro
J. Maronna: Edecán - coro
T. Mayer-Wolf: coro

Les Luthiers online