Orratorio de las Ratas
(Oratorio infantil)

Prueba de público durante el espectáculo "El Reír de los Cantares"
Teatro Municipal 1º de Mayo, Santa Fe, Argentina, 15 de Septiembre, 1991.


MM: Al revisar la biografía de Johann Sebastian Mastropiero surge que todo un período de su existencia se vio ensombrecido por el alcohol, el que va de las 7 de la mañana a las 12 de la noche. Sin embargo, la historia de la música le debe gratitud a su afición por la bebida, ya que justamente estando borracho se abstenía de componer, (salvo la obra que escucharemos a continuación).
Ese día Mastropiero se hallaba en pleno delirium tremens; en sus visiones se le aparecían terremotos en la India, guerras en Europa, niños hambrientos en África, y un hombre de voz chillona que vaticinaba diluvios, temporales, y leve descenso de temperatura. Apagó el televisor. Volvió a sus alucinaciones habituales: las ratas. Se le presentaban, una vez más, la rata Renata y la rata Rita, con una historia de ratas expulsadas del reino. La fábula lo cautivó, y se lanzó a componer su Oratorio para niños, Opus 61, "Las Ratas", más conocido como "El Orratorio". Compuso con tal entusiasmo y celeridad, que al verlo trabajar nadie habría creído que estaba totalmente borracho; escuchando la obra, se cree perfectamente. Pese a todo, decidimos incluir la obra, tal vez identificados con su embriaguez poética; o solidarios con su lírica borrachera, o tal vez, eh...
(con voz aguardentosa)
la verdad, hermano, no sabemos por qué.

CN: Una tarde, en la plaza del reino
el notario público se presentó,
CORO: se presentó ante los súbditos,
de repente, "súbditamente".

MM: Pobladores del reino, como es público y notorio...

DR: No, notario, notario público, se equivocó.

MM: No, público y notorio, notorio es algo que...

DR: Notario público

MM: No, no, público y notorio, no-torio.

DR: Dice que no quiere "toriar" en público.

MM: Como es público y notorio
las ratas nos han invadido.
Yo, como funcionario verifico...
CORO: Está verificado.

MM: ... y, como notario, certifico...
CORO: Está certificado.

MM: ... que el reino está lleno de ratas.
CORO: Está ratificado.

CORO: Ratas que rondan erráticas,
cada vez hay más,

DR: ratas antipáticas...
CORO: ... antipátridas.

CORO: Raza malvada y astuta,
ratas de Satanás,

DR: ratas hijas...
CN: ... ratas hijas, y sus mamás.

CORO: Trampas y venenos han fracasado
y los dineros que se emplean
benefician a las ratas
hasta los costos... se prorratean.

CORO: Los gatos en desacato
se niegan a enfrentarlas

DR: sordos a todo alegato
CORO: alegato... alegato.
DR: ¡Dale gato!

MM: Por lo tanto, se emite el siguiente bando real:

Nuestro rey condecorará...
CORO: ¿A quién condecorará?
MM: ... a todo el que presente un efectivo plan
para atrapar a los roedores.

Difúndase, publíquese, y obedézcase.
Y... eh, invóquese... colóquese... y yo qué se.

CORO: Plan,
¿un qué?
un plan,
hay que tramar un plan,
¿para qué?
para atraparlas
¿a quién?
a las ratas.
Plan para atrapar la rata,
plan para atrapar la rata,
plan para atrapar la rata.

Plan para rataplan
para atrapar la rataplan
para rataplan
atrapar la rata
rataplan para rataplan,
para atrapar la rataplan
para rataplan
ra-ta-plan.

CN: ¡Ay, Rata doña Renata, cómo nos persiguen, cómo nos desprecian, querida!

JM: Ay, sí, rata doña Rita, como si fuéramos una plaga.

CN: Ni que contagiáramos la peste bubónica, vea.

DR: ¡Un momento!
A la memoria me viene un cuento
que viene a cuento
el de las ratas incautas
que un flautista hipnotizaba
cuando inspirado tocaba
la flauta.
Las ratas que lo escuchaban
en tropel,
detrás de él se marchaban.
A esos hombres del cuento
podríamos imitarlos,
para ahuyentar a las ratas
lástima que de momento
el único flautista es Carlos,
y de ahuyentarlas se trata,
no de infligirles tormento.

CN: Para que sepan,
desde mis inicios
he merecido conceptuosos juicios.

JM: Juicios penales...

DR: Corruptor de corcheas... ejercicio ilegal de la música... portación de flauta...

CN: ¡Conozco bien a las ratas, basta de charlas!
He de tocarles un himno.

DR: ¿Para qué?

CN: Para "himnotizarlas"
De mi propia autoría, Embrujo, opus 18, para flauta tubófono,
en "ffffff" mayor.

CORO: Allá van.
Toca, toca, buen flautista
por el campo y la ciudad,
y las ratas, hechizadas
ya lo siguen sin dudar.
En enorme caravana
todas las ratas ya van.

MM: El flautista ensimismado...

CORO: ¡Allá van!

MM: ... tocando caminaba, y las ratas caminaban detrás, todo estaba bien encaminado.

CORO: ¡Ya se van!

MM: Cuando, de pronto, las ratas...

CORO: Comenzaron a agitarse,
a excitarse y cortejarse,
a encimarse para amarse,
a aparearse sin parar.
Cada rata sin recato
se apareaba a cada rato
con romántico arrebato
y acrobático fervor.
Era una bacanal de ratas,
una "ratanal"
¡Ratanal!

DR: ¿Qué tocaste? ¡Mirá lo que hiciste!

CN: ¿Cómo qué toqué?

DR: ¿Qué tocaste para provocar tanto desenfreno?, tal frenesí sin freno...Ahora habrá más ratas que nunca, aumentará el índice de "ratalidad", va a haber una explosión "demorrática", ¿qué tocaste?

CN: Es un emotivo motivo que compuse,
para seducir doncellas en el prado,
con exclusivo objetivo lascivo,
y siempre me dio resultado... negativo.
Pero dado que las ratas pesan menos que las doncellas que seduzco,
yo deduzco, que dada mi música, dadas las ratas y dado su peso,
la lujuriosa apoteosis se produjo por un exceso...en la dosis.

JM: ¡Albricias, rata doña Rita! ¡Ahora seremos tantas que ya no podrán despreciarnos!

CN: Sí, rata doña Renata, ya no seremos menos que nadie. Seremos respetadas, laboriosas, trabajadoras.

JM: ¡Libertad, igualdad... "raternidad"!

CORO: Y habrá ratas que labrarán la tierra,
la ararán y la prepararán
con el arado, para ir a ararla,
la ararán, la ararán,
para ir a ararla, para ir a ararla,
la ararán, la ararán,
para ir a ararla, para ir a ararla,
la ararán, la ararán,
la ararán para labrarla, para prepararla.

Y habrá ratas, ratitas hilanderas,
que la lana trabajarán,
para hilarla la lavarán,
para hilarla la lavarán,
lavarán la lana para hilar, la lavarán.

Cultivarán las flores,
de todos los colores,
la lívida lavanda, la caléndula y el lívido alhelí,
la lila color de lila,
y la rara lila blanca,
la lila, la lila lila,
y la rara, la rara lila,
la lila lila, la lila lila,
la rara lila, la rara lila,
la lila lívida, la lila lívida
y la rara lila.

Y habrá ratas viajando por el mundo,
que en el trópico transpirarán,
y en el polo tiritarán,
en el polo tiritarán,
tiritaban y tiritan y tiritarán,
tiritaban y tiritan y tiritarán.

CN: Ay, pero rata dona Renata, ¿vio la cantidad de cucarachas que hay?

JM: Ay, sí, rata doña Rita. ¡Son una plaga! Cucarachas insolentes, vulgares, no tienen respeto.

CN: Y... son negras.

MM: Y aquí termina el cuento. ¡Suenen trompetas por las futuras ratas!
Ratas nietas, biznietas. Suenen trompetas por ratas tataranietas,
o sea, "tatararratas".

CORO: Tatararrata, tatararrata,
tatararrata-rrata.
Tatararrata, tatararrata,
tatararrata-rrata.

MM: Y habrá ratas jaraneras en parrandas y zafarranchos...

CORO: Parranda, parranda,
zafarrancho, parranda, parranda.
Parranda, parranda,
zafarrancho, parranda, parranda.

MM: ... y ratas humoristas, con sus chanzas, chistes, chascarrillos...

CORO: Chanzas, chistes, chascarrillos,
chanzas, chistes, chascarrillos,
parranda, parranda,
zafarrancho, parranda, parranda,
tatararrata, tatararrata,
tatararrata-rrata.

MM: Pero también estarán las estarán las ratas políticas que dan la lata, ratas de retóricas peroratas, pero ratas al fin. Y ratas que raptan ratas y asaltan...

DR: Ratas pi-ratas.

MM: ... ratas que matan arteras, y ratas que roban...

DR: Ratas rateras.

MM: ... habrá ratas buenas y malas, la rata cruel de mal trato y la rata esposa y madre, rata fiel y ratitas baratas para pasar el rato. Ratas escritoras...

DR: Lite-ratas.

MM: ... ratones de biblioteca...

DR: Biblio-ratos.

MM: ... ratas músicas...

DR: De la came-rata.

MM: ... y ratas beatas que peregrinarán a Arabia a visitar los Emi-ratos.
Ratas devotas de ritos de rata, ratas requeterrecatadas...

DR: Timo-ratas.

MM: ... ratas beatas que defenderán la fe.

CORO: Ratas beatas,
guardianas de la fe,
la sagrada fe...

DR: La "Fe de e-rratas"

CORO: ...la "fe de e-rratas"

 
 

Esta obra se probó en dos oportunidades mientras se rodaba "El Reír de los Cantares".

Finalmente para el espectáculo "Lutherapia" de 2008 se volvió a interpretar pero como dos obras distintas:
"El flautista y las ratas" (Orratorio)
"Aria agraria" (Tarareo conceptual)


Formación:

M. Mundstock: Presentación

C. López Puccio: teclado electrónico y redoblante - coro
J. Maronna: Rata Rita / guitarra y bombo - coro
M. Mundstock: Narrador 1
C. Núñez Cortés: Rata Renata / Flautista / tubófono y teclado electrónico - coro
D. Rabinovich: Narrador 2 /pandereta - coro

Les Luthiers online